Me duele el azul, el verde, la distancia.
El silencio, el amarillo, el rojo, tanto ruido.
Me escuecen las ciudades, el norte, el tiempo.
Me irritan los despertadores, el espacio vacío, las manecillas del reloj.
Ya no me aguanto más allá de la existencia.