No termino de encontrarme. El futuro lo veo difuso. Acaso no sé qué me depara, nada está escrito decía Lawrence de Arabia cuando se lanzó en la busqueda del compañero perdido. Este camino, el de la vida, se hace largo, y cuando se hace solo se tiene más control sobre uno mismo, pero a la vez se hace más largo. Quien sabe que me depararán los próximos dias? ¿A quién conoceré? Ayer hablaba con una amiga argentina de irnos a vivir a Barcelona… y quien sabe si establecernos allí.

Tengo ganas de afrontar proyectos nuevos, conocer nuevos paises, culturas… abrir más mi mente… y comenzar una nueva vida.