Ayer pasé un dia muy completo, Todo empezó el otro dia cuando Inma, una niña granadina lindisima, me dijo que se venía a Sevilla a pasar un par de dias. Y ayer la recogí de la estación, y dando un paseo llegamos a un chino donde comimos. Luego fuimos a la tetería, donde me reencontré con el sabor de la hierbabuena, en forma de té. A media tarde quedamos con unos amigos suyos, y nos fuimos a dar una vuelta a tomar unos refresquillos, de bar en bar hasta por la noche, que había una ofrenda a la virgen a cargo de los tunos de la universidad. Y así llegamos a las 2 de la mañana que nos fuimos todos a dormir.