Tengo la enfermedad de la nostalgia.
Lo peor es que no tiene tratamiento,
Las noches se convierten en suplicio.

Tengo la enfermedad de la nostalgia
en la triste oscuridad de la mañana.
Y no me queda más que abrazar al olvido.

Tengo la enfermedad de la nostalgia
Y tu recuerdo tatuado en la memoria,
Mudo, imborrable, nítido, frio.