D. Ramón Reig

Al igual que Mr. John Keating revolucionó en 1959 la prestigiosa Academia Welton de costumbres victorianas, este año he descubierto a mi Keating particular. No sé si es correcto expresarlo así pero me tomaré la licencia por esta noche. Llevaba mucho tiempo perdido en la Universidad, divagando el sentido de la carrera, intentando encontrarle, por ende, sentido a mi vida. A tal punto llegó mi desesperación que abandoné hace tres años. Bien es verdad que este último año estaba retomando cuestiones tangentes a ella, como el diseño gráfico, la comunicación y demás, así que decidí darle la enésima oportunidad. He aqui que uno de los primeros dias de la carrera, viendo las asignaturas de libre configuración… me interesé por una, llamada “Las claves de lo que pasa”. De momento tenía buena pinta. Lo que más me sorprendió no fue la asignatura en sí, puesto que ya tenía el programa. Fue aquel profesor, de barba canosa y aspecto juvenil, insuflaba ilusión y espíritu crítico en cada palabra, en cada gesto suyo. Y de repente comprendí que ESO ES LA UNIVERSIDAD, no todo lo que había visto antes en los años anteriores, profesores que se limitaban a dar clase y a irse a su casa, lo cual me parece muy respetable, pero yo necesito más. Porque los conocimientos son faciles de adquirir, lo que no es sencillo es adquirir el espíritu crítico, la pasión por las cosas, la comunicación, la investigación… En ese momento comprendí que mi futuro estaba en la Universidad.

Me sentí como aquellos alumnos de Keating, gritando Oh, capitán, mi capitan! porque la pasión es que lo te lleva a la felicidad, el amor por tu trabajo y la dedicación más absoluta. El nombre de este Profesor es D. Ramón Reig, Doctor en Periodismo y Director del Departamento de Periodismo II, con quien colaboro. No quiero olvidarme del Equipo de Investigación, formado por la Doctora Rosalba Mancinas y la Doctoranda Toñi Nogales. Que realizan un magnífico trabajo y hacen que la Universidad no sea un rebaño de borregos.

“El educador mediocre habla. El buen educador explica. El educador superior demuestra. El gran educador inspira.”

William Arthur Ward

Quiero terminar la entrada con una frase de Krishnamurti:

“Lo que importa, sobre todo mientras se es joven, no es cultivar la memoria, sino despertar el espíritu crítico y el análisis; pues sólo así se puede llegar a comprender el significado real de un hecho en vez de racionalizarlo.”