Podría detenerlo con mi mano
el tiempo tan veloz como preciso
para escribir poemas un inciso
en este corazón tan desnudado

Noches plenas escribo desgranado
poemas de amor cual paraiso
sin dejar a un lado este compromiso
de cuidarte cuando duermas a mi lado

No te marches, mi bien, dulce princesa
que tengo tantos besos para darte
que la sombra te envidia en su sorpresa

Tantas caricias para regalarte
que hasta mi piel devota se confiesa
de tus labios de diosa en cualquier parte