Me pregunto mientras asomo la cabeza por la ventana. Observo el dia gris. No nos conocemos, al menos de momento, pero sé que nos conoceremos. No sé cuando, como o donde, pero sé que más temprano que tarde aparecerás. Mientras tanto me dedicaré a hacer mis cosas, para cuando llegues. Te espero con los brazos abiertos.