Apenas han pasado un par de horas desde que abriera los ojos a este martes cualquiera… Me he levantado sobresaltado, estos dias apenas he dormido, entre la tos y las movidas varias que me rondan la cabeza, anoche sin ir mas lejos, dormí cuatro horas… y claro… hoy estoy especialmente irritable. Espero que si os cruzais conmigo no me lo tengais en cuenta. Esta tarde tengo unas prácticas de realización y no creedme si os digo que no tengo ninguna gana de ir… Estoy empezando a aburrirme en la carrera, no se si es por que estoy descolocado o por qué motivo. Solo espero que estos dias que vienen traigan mejores vientos que este ultimo mes. Conforme pasa el tiempo creo que mi lugar no es este… necesito un cambio ya, en cuanto acabe procuraré irme al extranjero, becado o no, porque necesito dar un impulso, esta vez, de forma imparable, para convertirme en lo que quiero ser. ¿y que es lo que quiero ser? Un hombre feliz, que disfruta con el trabajo que hace, y que comparte su tiempo con alguien que sepa apreciarlo y valorarlo… No creo que pida tanto, pero en fin, espero que mi vida sea como una buena pelicula con un final feliz. Si alguien quiere convertirse en coprotragonista… no tiene más que decirlo 🙂

Espero que estas reflexiones mañaneras no os saturen. Espero que tengais un buen martes cualquiera…